lunes, agosto 14, 2006

Buscando la polémica

El palomar está tranquilo, los pajarracos están concentrados en su trabajo y no son conscientes de lo que se les avecina (música de fondo de película de terror cuando van a asesinar a alguien), Petirrojo desesperada por este "silencio blogero" decide meter la pata en la llaga:

- ¿Qué os parece la polémica con Lucía Etxebarría y el Obispado de Cantabria?

Para que no se la acuse de tirar la piedra y esconder la pata decice ser ella la primera en dar su opinión, y aquí (como a buen Petirrojo) se la va a ver el plumero (que es rojo, muy rojo, y ateo muy ateo.)

Para opinar sobre seguro he intentado encontrar en internet la noticia pero como no lo he conseguido os pongo un estracto de la misma aparecida en el Diario Montañes del viernes 10 de agosto :

"Durante un taller de escritura dirigido por la escritora Lucía Etxebarría, se propuso la elaboración de un cuento en el que se recrea la Última Cena. Algunos de los alumnos propusieron transformar a los Doce Apóstoles en futbolistas e inventar una historia de amor entre Jesús y María Magdalena. Deformaron grotescamente el argumento de la historia, que derivó hasta una agresión sexual a María Magdalena por parte de los futbolistas ebrios..."*
Por su parte el Obispado se siente ofendido y pide respeto a las creencias de un sector muy amplio de la sociedad española.
Petirrojo (que ya ha confesado su alto nivel de ateísmo) no encuentra para tanto esta historia, hace poco toda la comunidad cristiana se echaba las manos a la cabeza por que los "salvajes" de los musulmanes se manifestaban y cometían actos vandálicos por motivo de unas caricaturas de Mahoma, cómo cambia la cosa cuando se meten con nuestras creencias, ¿eh?
De todas formas, yo creo que el Obispado ha atacado porque se trataba de Lucía Etxebarría, porque si el taller lo hubiera dado Saramago (autor, entre otros libros de "El evangelio según Jesucristo"), nadie hubiera osado decir nada (puesto que además de hombre, es un Premio Nobel).
P.D.: Es que no puedo entender tanto revuelo, las teorías de un posible "romance", "lío", "affaire" entre Jesús y María Magdalena se cuentan por miles...
*(Advertencia: todo resumen, estracto y posibles variantes aunque sin querer está manipulado, cada uno interpreta, lee y entiende lo que quiere...)

6 comentarios:

Palomo dijo...

Bueno, bueno. Así que tenemos debate, eh?
Antes de nada, dejar bien claro que a mi la tal Lucia me cae bastante mal. Eso hace que casi siempre, en cuanto oigo alguna noticia relacionada con nuestra Luci, tienda a pensar lo peor (de ella).
Aquí os dejo la Carta de rectificación que Luci
escribió al Diario Montañés.

Después de leerla, pienso que ella si se había dado cuenta de la metáfora que planteaba su relato, así como de las connotaciones religiosas del mismo..

Sin embargo, una cosa no quita la otra. No hay más que ver que medios de información han "descubierto" el Etxebarría-gate para tener claras que tanto las intenciones como el enfoque has sido totalmente partidista, desmesurado y bastante absurdo, por cierto.

Una cosita, Petirrojo: ¿Que es eso de que se meten con "la pobre Luci" por ser mujer? :p

Petirrojo dijo...

Yo sigo en mis trece, estoy convencida de que todo este lío se ha montado porque se trataba de un taller impartido por Lucía Etxebarría, porque siempre queda claro que la idea no era suya sino del grupo de alumnos asistentes, a los que hay que felicitar de antemano, todavía no han publicado un libro y ¡ya están creando polémica!

Y a mi me asalta una duda (que me deja con un punto de preocupación), ¿cómo se entera el Obispado?, ¿infiltran "espías" en aquellos cursos, talleres u otras actividades impartidas por sujetos "de moralidad dudosa"?

Palomo dijo...

Esos son los de la SGAE, que meten espias para ver si ponen música, y luego pasan la información a los curas. :P

Lechuza dijo...

Idependientemente de que el periódico sea tendencioso, la verdad es que Luci es un poco impresentable. Va de guay por la vida y de mujer liberada y polémica, pero en realidad las polémicas en las que aparece son de las de mucho ruido y pocas nueces, de las que llaman mucho la atención pero en realidad no tienen contenido.
En cuanto al tema del curso de la UIMP, dejando a un lado el hecho religioso que puede haber molestado a algunas personas creyentes (pienso que hay que tener respeto por todos), da la sensación de que faltos de ingenio y de argumentos interesantes, los alumnos del curso se fueron por el camino fácil, que es el de coger una historia conocida, y parodiarla, vamos, lo mismito que les hubiera salido a un grupo de críos haciendo botellón al final de la noche, cuando van bien cargaditos. Y encima se las dan de originales, que si la corrupción urbanística, que si el fútbol (¿a eso le llaman denuncia social o retrato de la sociedad?). Más bien parece un relato de poco gusto, que, a falta de otra cosa, intenta una provocación fácil utilizando el morbo.

Petirrojo dijo...

Yo, ya he dicho, que se me ve el plumero, y a mi Luci, me encanta, no solo como novelista si no también como personaje. No sé si realmente ella es siempre así (que seguramente lo sea) o si representa un papel para los medios. De todas formas, a mi me parece que como mujer nos hace mucho bien, que dice las cosas como las piensa y además (cosa rara en este mundo) sabe de lo que habla.
En cuanto a los futuros novelistas, ¡que estaban en un taller!, que no pensaban que se iba a armar este revuelo. Poneros en su situación, la clase abarrotada de gente (Luci, mueve multitudes) y , de repente, Luci te pide que propongas un argumento para una posible novela, pues lo primero que se le ocurre es la historia de Jesús (que llevamos toda la vida, desde la más tierna infancia escuchandola) y para que no se note que es un plagio a lo anarosaquintana decide actualizarlo ¿hay algo más actual que la especulación inmobiliaria?

Palomo dijo...

Sigo pensando que, incluso como personaje, nuestra Luci es una impresentable.
No estoy de acuerdo contigo, Petirrojo, en que como mujer os haga mucho bien. Quizás, sólo quizás, la postura que mantiene, el tipo de declaraciones que hace, y los comentarios que filtra, o deja que filtren, que para el caso es lo mismo, no hagan sino predisponer en contra del movimiento feminista, del que parece que es la única abanderada, a un sector de gente que, ante los mismos hechos planteados de otra manera, quizás fuese más receptiva.
Me da la impresión de que en ocasiones sacrifica el fondo por las formas.
En lo único en que estamos de acuerdo Luci y yo, es en lo abominable de las corridas de toros.