jueves, septiembre 07, 2006

Pajarillos fumadores

Aquellos pajarillos que recorren el cielo con un cigarrillo pegado a su pico ¡recordad! estaís en el punto de mira, sois (somos) carne de cañón...

Con la ley antitabaco hace poco aprobada y con la intención del Estado de velar por nuestra salud (podían reducir las listas de espera de especialistas, operaciones...) nos queda poco para disfrutar del tabaco impunemente (hay que reconocer que hemos sido poco considerados con los que no fuman), así que deberíamos empezar a plantearnos dejar ese mal hábito.

Petirrojo, lo intentó y se leyó "Es fácil dejar de fumar si sabes cómo" (uf! en buena hora). La intención de dejarlo era sincera (si no para qué se iba a leer el libro) y con las recomendaciones de muchos ex-fumadores que se lo habían leído y que aseguraban que no era como el resto se puso "patas a la obra" y ¡que decepción!. El autor no para de repetir que no va a intentar convencerte de que lo dejes porque supone un gran gasto ni porque es perjudicial para tu salud (pero ya te lo ha dicho) y de ahí no le sacas, vuelve una vez y otra a decirte lo mismo salud, dinero, salud, dinero... por no hablar del punto secta que tiene, cuando veas a alguien fumar o tengas ganas sólo debes decir ¡Soy libre, no lo necesito! (¡Aleluya!, y a cantar y bailar en plan gospel).

Bueno, Petirrojo no lo consiguió (pero no se rinde), a lo mejor el resto teneis más suerte.

P.D.: Sintiendo el cutre-plagio que voy a hacer al poema de Bertold Bretch :

Primero prohibieron fumar
pero a mi no me importó
porque yo no fumaba.

En seguida prohibieron correr (con el coche)
pero a mi no me importó
porque yo no corría.

Después prohibieron la comida basura
pero a mi no me importó
porque yo no voy a McDonalds.

Ahora me prohiben pensar
pero ya es tarde.

6 comentarios:

Lechuza dijo...

Uhm, por fin un poco de polémica, van a rechinar los picos.
A mi me parece bien que la gente fume, cada cual es libre de matarse de la forma que quiera, el problema es cuando afecta o molesta a los demás. Y eso es lo que pasa en los sitios públicos. Además, no todo el mundo, pero la mayoría de los fumadores suelen ser bastante desconsiderados, fumando en cualquier lugar sin importarle si molestan o no. Y ésto ha pasado durante mucho tiempo, y si encima decías algo la que te caía encima. Así que bien por la ley, no por la salud y el dinero de los fumadores, si no por el bienestar de los no fumadores, que al fin y al cabo, también tenemos derechos.
En cuanto al libro, oyes por ahí que es maravilloso, pero hay gente que se lo ha leído y sigue fumando. Y ya se sabe los libros de autoayuda suelen ser raritos, y los convencidos que los siguen, los que están en el camino, más raritos aún.
En fin, no desesperes Petirrojo, siempre te quedará la acupuntura

Petirrojo dijo...

Sí, sí, incautos no fumadores, con la ley dais saltos de alegría porque vuestros pulmones no tragan humos en los lugares públicos, pero abrid los ojos y contemplad la infinidad de tubos de escape que os rodean en las calles, la infinidad de fábricas provistas de gigantescas chimeneas...

Lechuza dijo...

Sí si, si esa será nuestra próxima guerra, pero hay que empezar poco a poco. Además, no solemos pasar al lado de muchas chimeneas de tráfico (como mucho del tubo de escape de algún autobús, que eso también es para prohibirlo vamos), pero si tenemos al lado muchos fumadores, que ni siquiera se preocupan de para donde echan el humo, aunque te vean tosiendo como una descosida y echando la bilis por la boca. Ya sé, ya sé que no todos los fumadores sois así.
De todas formas estoy considerando seriamente el tomar medidas drásticas, y cada vez que me toque al lado un fumador desconsiderao, encuanto me eche el humo, escupirle a la cara, a ver que tal le sienta. Todo esto sin acritud y siempre desde el cariño. Lo que ya no sé es que medidas tomar en el caso de los puros ¿Alguna idea?

Palomo dijo...

Bueno, pues ya puestos...

A mi me parece PERFECTO que a los fumadores se les obligue a no fumar donde puedan molestar a aquellos que no fumamos. Si, puede que os sintais perseguidos, acosados, o que os tratan como a parias o apestados. Mala suerte. La solucion es bien sencilla. Pero, desde el otro lado de la barrera, os cuento: A mi me molesta el humo, me pican los ojos, me seca la garganta, me da asco el olor, no me gusta que mi ropa huela a tabaco, ni respirar aire que se que es nocivo para mi. El argumento de los coches, me parece un poco demagogo. Esta claro que contamina mas un coche que un cigarro, pero creo que el tema no es ese.

Se ha demostrado que los fumadores pasivos "fuman" un cigarro por cada 3 que fuma realmente un fumador a su lado. Tengo que obligarte a beber una copa por cada tres que yo me beba?

Sin embargo, creo que la postura de este Gobierno, como la de casi todos, es un tanto (de hecho bastante) hipocrita. Prohibe fumar, pero sigue vendiendo tabaco, para beneficiarse de los ingresos que le genera. Pretende asustar a los fumadores, avisando en las cajetillas de que fumar provoca cancer (o impotencia! Ahh, dan donde mas duele!), pero siguen permitiendo que el acceso a las cajetillas sea algo facil y libre para cualquier ciudadano.

Yo, y lo siento por aquellos amigos mios que fuman, estoy de acuerdo en que no se traten las enfermedades generadas por el habito de fumar. Lo que me parecia siempre flipante son las demandas de fumadores a tabacaleras, en EEUU; o los gordos americanos que demandaban a las fabricas de donuts, por tener alto el colesterol. Es como si yo demando a un fabricante de martillos porque me he abierto la cabeza pegandome repetidamente con uno. No necesito hacer la prueba para saber que me pasara si me doy varias veces con un martillo en la cabeza. Si soy lo suficientemente irresponsable para hacerlo, es problema mio.
Estamos llegando a un punto en que nadie quiere hacerse responsable de sus actos, obviar las consecuencias que conllevan. Y asi nos luce el pelo.

Y ya puesto, voy a añadir un punto mas al debate: Hace unos dias, lei (no recuerdo donde) una encuesta en la que se preguntaba si era licito que no se contratase a gente que fumara, por el hecho de hacerlo. Bueno, yo tengo una empresa. Y, si me preguntais a mi, ante dos empleados IGUALMENTE cualificados, contrataria al no fumador. Si por ley, he de dejarle salir cuando quiera a fumar, siempre le estare pagando lo mismo, por menos tiempo trabajado. Injusto? Pues igual si, pero es una cuestion de puntos de vista.
Venga, que pase el siguiente.. :)

Petirrojo dijo...

Realmente pensais que la ley antitabaco pretende protegeros a vosotros los no fumadores, lo siento mucho lo que pretenden es reducir el coste que le suponen los fumandores a la seguridad social (¿por cuanto nos saldrán las revisiones médicas de la casa real en los hospitales privados? -un poco más de demagogía-).
Para conseguir eso, realizan una ley que se disfraza de preocuapación gubernamental por nuestra salud y que tiene aceptación social porque existe mucha gente no fumadora a la que le molesta el humo. A mí, me sigue pareciendo peligroso que nos digan cómo vivir, (esto empieza a parecerse a "Un mundo feliz").

P.D.: su siguiente cruzada es la comida basura, ¿qué hubiera sido de nuestra infancia sin Nocilla?

Palomo dijo...

Si la ley, tal y como tu dices, lo unico que busca es reducir el gasto que generan los fumadores a la seguridad social, yo con eso ya me conformo. Si, ademas, evita que me atufen cuando estoy en un bar, pues mejor que mejor. :)

A la familia real dejala, que "son muy campechanos" (jijijiji).