lunes, septiembre 18, 2006

Ni cambiando de ñero...

Pues sí, para aquellos que soñaran con librarse de Petirrojo y disfrutar de la paz y el silencio "bloguero", mala suerte ¡ni cambiando de ñero me callo!.
Lo cierto es que está siendo un día estraño, sin los Despistaos sonando, sin asarme en el palomar... aquí en mi nuevo ñero (nido en asturiano), un ñero solitario porque estoy solita con mi ordenador y en espera de que me traigan el programa informático que necesito voy a aprovechar y seguir dando la lata.

Ya sé que debería recomendar algún libro y dejarme de divagar y divagar pero como ando estudiando mucho (o eso digo) no tengo tiempo "pa na", pero os informo que me he comprado "La catedral del mar" (y sí, lo confieso no he podido evitar empezar a leerlo) y "Travesuras de la niña mala" de Vargas Llosa asi que la próxima semana, cuando esté más tranquila prometo hacerles la consabida crítica.

P.D.: Sólo quedan 2 días para San Mateo (afortunados aquellos que puedan...)

1 comentario:

Lechuza dijo...

Ains (suspiro). Ya se nos ha ido Petirrojo del "ñero" y lo cierto es que lo vamos a notar un montón en el palomar. Quién nos va a contar esas leyendas urbanas de chinos, o hacer que conozcamos todas las canciones de los Despistaos. Afortunadamente siempre nos quedará este blog.
Mucha suerte en tu nuevo ñero, Petirrojo, te vamos a echar de menos.