jueves, enero 25, 2007

Debate habemus... ¿o no?

Mira que a veces uno tiene ganas de debatir, de discutir (que no pelear) con el resto del palomar y demás fauna que pasa por estos lares... y de repente el periódico brinda la oportunidad, así, porque nosotros lo valemos..

Abro el diario (virtual) y leo lo siguiente:

Un australiano subasta y vende su vida a través del portal de Internet 'eBay'
El joven Nicael Holt comercializó por 4.400 euros su nombre, sus amantes, el móvil, el trabajo y sus pertenencias El comprador se llama 'Ridderstrade'


Y oye, con eso de que yo tengo una cuenta en E-Bay, me digo: ¿Cómo es que no me he enterado yo de esto primero (o antes)? Paso de preguntarme, y sigo leyendo:

Un portal de internet (Ebay). Un australiano (Nicael Holt). Dos elementos que han bastado para que un simple anuncio haya batido todos los récords, en clave de expectación y visitas, de cuantos se recuerdan en la Red. No es para menos: se trata de un joven que decide comercializar su vida (identidad, nombre, relaciones, trabajo...) al mejor postor y elige para ello a la principal casa de subastas en Internet. Lo curioso es que Holt ha logrado su propósito y 5.800 dólares (algo más de 4.400 euros). Eso sí, ya no se pertenece a sí mismo.

La historia se inicia a comienzos del mes de enero. Es entonces cuando Holt, de 24 años, 'cuelga' su anuncio en la web de subastas Ebay y lo viste con un más que sugestivo título: 'New life for sale!' ('Nueva vida en venta'). ¿Qué incluía la transacción? La venta de su nombre, de su número de teléfono y de todas sus pertenencias. El precio de salida era de 3,90 dólares, y la puja se ha cerrado esta semana al precio de 7.500 dólares australianos (5.800 dólares americanos). Por cierto, el comprador se hace llamar 'ridderstrade'.

Por ese precio, Holt, que está dispuesto a seguir adelante con el trato si 'ridderstrade' paga en metálico, ofrece no sólo su nombre o sus pertenencias, como se ha citado, sino todo lo necesario para que el comprador se convierta en el propio Holt.

Así, el joven australiano ya ha hecho público que presentará a 'su amo' a todos sus amigos y «amantes potenciales», esto es, «unas ocho chicas con las que he estado flirteando». Incluso, sabedor de que entrar en su vida no debe resultar nada fácil, el propio Holt ha anunciado que impartirá a 'Ridderstrade' un curso de cuatro semanas para aprender a ser Nicael Holt; clases que incluyen tutorías de surf y malabares con fuego.

'Ridderstrade' podrá también contar con la posibilidad de acceder a un «trabajo itinerante repartiendo fruta a partir de marzo» y a un repertorio, según señala Holt, de seis chistes.

Para todos aquellos que aún desconfían de las intenciones del australiano, aburrido de la monotonía en la que se había visto inmersa su propia vida y actual estudiante de Filosofía del estado de Nueva Gales del Sur, está dispuesto también a cumplir su parte del trato por escrito, si es que alguno de las cinco pujas más elevadas se revela auténtica.

«Si alguna de ellas es real, lo haré por escrito, porque puede ser interesante», dijo ayer a la televisión 'Australian Broadcastin Corporation'. «Pero si las siguientes cinco pujas no son serias, creo que debería dejarlo», sentenció. Por de pronto, ya ha logrado algo: ser famoso. Su 'oferta' ha sido recogida por las ediciones electrónicas de la práctica totalidad de los diarios españoles.

Bueno.. Hasta aquí la noticia. Ahora, hay una cosa que yo no entiendo, y que en el periódico tampoco lo ponen.. Si se supone que el panojo australiano este ha vendido su vida, supuestamente el comprador, una vez hecho ubicado, podría matarle, y quedarse así realmente en su lugar, ¿no? Porque entonces es cuando realmente has comprado su vida, ¿no? Yo lo entiendo como que tú vendes no solo tu nombre (en España hay otras personas que se llaman como yo), tu móvil (vaya cosa...) o las probables amantes (eso directamente es absurdo)... Vendes tu lugar en el mundo. Y si vendes ese lugar, tú no tienes sitio, asi que lo correcto, y lo educado, sería que el comprador pudiese quitarte de enmedio. Si no estarías estafándolo...

Eso por una parte... Y luego, otra cosa... ¿Este australiano que es? ¿Idiota? ¿Cómo vas a vender tu vida por 5.800 dolares (al cambio, unos 4500 euros, no llega ni al millón de pesetas)?

¿Qué pensáis vosotros?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que el idiota es el que lo pague.
En la facultad, en la clase de legislacion y mas concretamente en la de los contratos deportivos se hablo de algo similar con los contratos de los deportistas.

Bascimante llegue a la conclusion de que si alguien me paga por firmar un contrato de esclavitud lo firmo, cobro y luego paso de lo firmado al ser inconstitucional. Hay multiples ejemplos de este tipo de contratos (de forma mas suave claro) y la forma que tienen de hacer que se cumpla es amenazando, con no dar una licencia al jugador, si recurre a la justicia ordinaria.

Asi que la cosa esta clara, si alguien es tan tonto como para pagarlo, coge el dinero.

Palomo dijo...

Vale. Una cosa son las relaciones laborales, como en el ejemplo que pones de los jugadores de fútbol y otra distinta la relación que el australiano esté plantea (o yo entiendo que plantea) sobre su propia vida.

En el primer caso, incluso en paises menos desarrollados, se están tomando medidas para proteger la libertad de tránsito de los jugadores. Un ejemplo fue la llamada Ley Pelé, promulgada en Brasil en 1998, y que permitía, entre otras cosas, precisamente esto.

Pero a lo que yo me refería, y esa sigue siendo mi duda, es ¿qué vende realmente este tío? Porque si es solo su nombre, su movil, y sus "probables" ligues, es una tonteria de noticia, y el comprador es, como tú dices, el idiota.

Pero si lo que plantea es que vende su vida la cosa cambia. Si yo fuese el comprador, mi idea seria liquidar al australiano y quedarme en su lugar, ya que lo que yo buscaría al hacer esa hipotética compra, es ocupar su puesto en el mundo, no ser una simple copia.

Por último un apunte... ¿En todos los países está abolida la esclavitud? Lo digo porque no sabemos de donde es el comprador.. ¿Qué pasaría si el tal ridderstrade pudiese legalmente, en base a la legislación de su país, reclamar al australiano? Lo lanzo como pregunta, porque realmente no tengo ni idea.. ¿Alguien lo sabe?

Anónimo dijo...

En realidad la cosa no varia demasiado de donde sea el comprador mas que la imposibilidad de ese australiano de viajar a dicho pais.

Evidentemente, el peligro de ser raptado en un pais de las caracteristicas que mencionas (donde la esclavitud sea legal, si es que lo hay) no creo que sea mucho mayor si has firmado este contrato o no. Por si las moscas yo no viajaria a uno de esos paises en cualquiera de los casos.

Asi, no veo a ningun gobierno de ningun pais "desarrollado" dejando que uno de sus ciudadanos salga del pais en base a un supuesto contrato de esclavitud a favor del ciudadano de un tercer pais.

Es decir, si eso pudiese hacerse, quien dice que no fue firmado a la fuerza, bajo coaccion, bajo amenaza o simplemente drogado.

Por otro lado, si alguien compra eso y decide matar al vendedor para suplantar su vida, no creo que obtuviese una gran inmunidad frente al juicio por homicidio y suplantar personalidad etc etc si lo cogen.

Asi que si alguien quiere darme una buena suma por ese tipo de contrato que lo diga y le paso mi nº de cuenta corriente.

Es mas, bien pensado... ya estoy viendo la publicidad de un juicio tal, y los jugosos contratos para la publicacion del libro, la pelicula y demas tonterias que saldran de ahi. Animaos chicos, que estamos en rebajas.

Petirrojo dijo...

Esta claro que el australiano sólo buscaba ser noticia porque la venta no tiene lógica. Tú vendes tú vida y lo que quieras pero vete a convencer al funcionario de turno que te cambie el DNI porque tú ya no eres tú, o a cualquiera de tus amantes que se tienen que acostar con el nuevo tú...y ¿qué opinarán sus padres?

AGUS dijo...

¿No esta cometiendo una estafa al vender algo que no puede?

Lechuza dijo...

No sé muy bien que pensar. En principio parece una estafa o una manera de hacerse famoso deprisa, creando polémica.
De todas fomar ¿Qué es exactamente lo que vende el chico este? ¿Y que esperan comprar los pujadores? Porque comprar una vida es practicamente imposible, aunque el la persona en cuestión haya muerto.
¿Cómo puedes pasar a otro tus vivencias, experiencias, traumas, etc, todo lo que te ha hecho ser como eres? Simplemente no se puede.
Otra cuestión es el uso que hace de sus posibles amantes como gancho. A eso en mi pueblo se le llama proxenetismo.