martes, octubre 03, 2006

Superado el lunes...

Una vez superado el lunes (qué largísimo se hace), toca ponerse las pilas (¿por qué no PetirrojosDuracel?) y continuar con la labor que me he propuesto: daros la "chapa" con los libros.


Como había prometido mi próxima crítica es sobre "La catedral del mar" de Ildefolso Falcones. La novela va por la decimonovena edición (por lo menos la que yo he comprado porque al ritmo que van...) algo bastante sorprendente porque la historia no es para tanto.

El protagonista es Arnau, hijo de un siervo que huye de su señor feudal hacia Barcelona, ciudad donde debe vivir durante un año oculto para conseguir ser un ciudadano libre. El joven Arnau será palafernero, estibador, soldado y se enriquecerá siendo cambista... ¡vamos! que con menos de cuarenta años no le ha faltado probar ninguna profesión.

En definitiva, la novela no me convence porque Arnau no es creíble, llega a ser cambista porque después de volver de la guerra, en Barcelona se ha declarado la peste y ¡como no! se acusa a los judíos de ser los causantes. Hay una revuelta y nuestro valeroso muchacho salva a unos niños judíos, que por una casualidad son los hijos del judío más rico de toda la ciudad y le estará eternamente agradecido, tanto que le da una fortuna para poner en funcionamiento su casa de cambio.

Por si teníais alguna duda, la Inquisición también está presente en el libro (¡cómo iba a faltar!), se le acusa de judaizante y deberá ser su amada (si, sí, también hay amada) la encargada de ayudarle.

Si buscais un libro entretenido, con el que pasar el rato y no le buscais las tres patas al gato aquí teneís el primer capítulo de la novela (a lo mejor os engancha...)


P.D.: Lo único positivo es que valoras más el haber nacido en este siglo y no en el catorce, donde era posible secuestrar a una mujer, violarla y que una multitud te aplauda porque después consientes en casarte con ella.

3 comentarios:

Lechuza dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Peti,que bien que nacimos en esta época y dentro de nuestra civilización.
Uhm el libro suena un poco a Los pilares de la tierra no?

Petirrojo dijo...

Sí y no. En los pilares de la tierra todo gira al rededor de la construcción de la catedral mientras que aquí "La catedral del Mar" aparece como un referente, un refugio para el protagonista (que piensa que la Virgen María es su madre y puede hablar con ella).

Lechuza dijo...

Esperaré a que des tu veredicto final, porque así de momento no me llama mucho, a pesar de que sea un bestseller (ya me arriesgué con el Código da Vinci y me salió rana).

Suerte para el protagonista haber nacido en la Edad Media, aquí le habrían mandado directamente para el manicomio (o a cuarto milenio, que es otra posiblidad).